Y cómo quien se desliza suavemente sobre la cubierta de un barco de paseo, sin darnos cuenta, ha llegado septiembre.
Este mes es casi más significativo que enero. No cambia el número del año, pero sí marca inicios y retos.

Esta semana os recomiendo una lectura apasionante.

Una novela histórica ambientada en los años 30 tras la caída de la bolsa, en una pequeña zona de EEUU, en Virginia, marcada por la vida en las minas, la sociedad rural y las relaciones personales que se desarrollan allí, teniendo como nexo la vida de la comadrona de la zona.

Es una obra conmovedora. Y está escrita en presente. Todo un reto. Conocemos el pasado pero a través del hoy, con lo que acompañamos a la protagonista en su vida diaria y en su pasado, de manera directa e intensa.

En algunos pasajes me ha recordado a “Criadas y Señoras”, en otros a “Tomate Verdes Fritos”, dos novelas que me impresionaron en su momento.

La comadrona de Hope River es la primera novela de Patricia Harman, una mujer que durante más de 30 años se ha dedicado a este bello oficio.
Yo me he emocionado al leerlo. Cómo mujer y madre, es imposible no hacerlo.
Espero que a vosotros os pase igual y disfrutéis de su lectura.