“Somos el resultado de los libros que leemos, los cafés que disfrutamos, los viajes que hacemos y las personas que amamos”
En esta constelación de sentimientos y sentidos que vamos compartiendo poco a poco, las palabras son el eje, la herramienta gracias a la que nos comunicamos.

Palabras que nos describen, palabras que nos unen, palabras que vuelan de un lado a otro de esta preciosa Constelación.
Un rinconcito de títulos a los que echar mano en caso de necesidad.

Para viajar a la Toscana desde nuestra casa, a Nueva Zelanda, a los Fiordos o a París. A un pueblecito perdido en México o a Nueva York. O a una isla en mitad del Canal de la Mancha.

Para animarnos si nuestra alma lo necesita, conocer a mujeres valientes, reírnos o llorar según el día.

Descubrir magas de las palabras, y ¡magos¡

Redescubrir una época en la que las cartas encerraban tesoros.

Hoy os propongo una joyita, una novela que enamora. No he conocido a nadie que la haya leído y no la recuerde con una sonrisa.
Bienvenidas estrellas, Bienvenidos soles, a “La Sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey”