En la vida conoces personas con las cuales intercambias ideas, gustos y vivencias. Algunas otras con las que haces clic para salir a disfrutar de momentos de esparcimiento y diversión. Pero hay otras que cuando las ves es como si un destello de luz las atrapara para no apagarse nunca. Sería algo así como una media naranja para nuestras vidas. Somos tan bendecidos que en diferentes etapas de nuestras vidas conocemos medias naranjas que nos acompañaran durante todo el recorrido de vida.

Medias naranjas que complementan nuestra vida de mujer, Madre, amiga y ser humano. Amigas que nos hacen vibrar con emociones cuando las escuchamos, amigas que estarán siempre en nuestros corazones.

Gracias amigas donde quieran que estén por caminar juntas, por llorar juntas, por vivir juntas.

Sandrix.